Gestión por procesos

En muchas ocasiones a lo largo del blog hemos hablado de nuestros clientes (internos y externos), pero ¿nosotros que nos dedicamos a la gestión documental o a cualquier otro servicio de naturaleza horizontal tenemos clientes?

Pues eso depende del grado de responsabilidad que hemos asumido en nuestra práctica profesional. Habrá gente cuyo principal objetivo en su puesto de trabajo es tratar por todos los medios posibles que nadie le moleste (yo le llamo también hacerse invisible) y si eso se acompaña con un poco de mal genio, pues incluso mejor.

Otro grupo, el más numeroso afortunadamente, trata por todos los medios de dar un buen servicio y quiere ser reconocido por ello.

A este segundo grupo se dirige esta entrada. Un aspecto que no debes descuidar es tratar de conocer en profundidad las características y necesidades de tu cliente, tanto interno como externo.

La gestión documental, la gestión de recursos humanos, los servicios de información… son actividades horizontales que se relacionan con todos los departamentos o unidades organizativas y cuya misión suele ser proveer servicios generales de forma eficaz y eficiente, bajo coste y alto rendimiento.

Por lo tanto para prestar un servicio adecuado debes conocer en profundidad las características de la actividad de tu cliente y sus necesidades.

Vamos a poner un ejemplo que resuma la idea. Imagina que trabajamos en una empresa descentralizada con actividad globalizada en la que el intercambio de documentos es un factor clave y por la diferencia horaria este servicio debe ser continuo.

¿Tendría sentido prestar este servicio con el horario de mi oficina de Madrid? Aunque fuera en horario extendido de 8:00 a 20:00.

Es evidente que no, y es más, si no hago nada al respecto dejo claro dos cosas que no conozco a mi cliente y con seguridad no satisfago sus necesidades y expectativas.

De la forma que sea uno de mis objetivos deberá ser para este caso operar de forma satisfactoria un servicio de intercambio de documentos en horario 24 x 7. Pero vamos más allá, si soy el responsable deberé luchar y justificar las inversiones necesarias para obtenerlo en mi organización analizando y presentando las ventajas en calidad y coste para el conjunto de mi empresa.

Por lo tanto ¿para quién una gestión por procesos?, para mi cliente.

Seguimos con más contenidos.

Emilio Sanz, fecit.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies