Control de proyecto

El sistema que nos planteemos utilizar para controlar el progreso del proyecto debe ser equilibrado. No debemos ejercer una acción asfixiante sobre el equipo de trabajo, registrando cada tarea, en qué emplean cada minuto de su tiempo o todos los índices de productividad posibles.

Si los trabajos que llevamos a cabo son de naturaleza manual o intelectual como las actividades de organización documental (identificación, clasificación, ordenación, descripción, instalación…) será habitual llevar un control manual de tareas y producción, aunque luego los datos sean mecanizados para su análisis y presentación

Si por el contrario, las tareas a ejecutar están basadas en un sistema de producción informatizado (grabación de datos, digitalización masiva, servicios de atención multicanal…) los propios sistemas incluyen sofisticados módulos estadísticos sobre la producción y productividad.

El sistema de control debe permitir al menos conocer el estado diario, semanal, quincenal y mensual del proyecto de tal forma que resulte sencillo emitir un informe de situación o seguimiento casi de forma automática.

Emilio Sanz, fecit.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies