Plazos, recursos y costes

Como hemos podido observar, nuestro archivero ha realizado un gran esfuerzo para poder planificar y determinar el alcance de la tarea de toma de datos, una de las tres actividades que conforma la fase de análisis de la situación actual. Recordemos que su Jefe ha delegado en él la responsabilidad en materia de gestión documental corporativa y por lo tanto debe recibir la información adecuada para continuar justificando los planes de inversión.

De este modo como ya he indicado en otras ocasiones, no se debe caer en el error de enviar a este Jefe un informe de problemas técnicos corporativos, sino un informe con escenarios de solución cualificados y cuantificados. El archivero como técnico experto en la materia, debe asumir la responsabilidad de ejecutar un proyecto técnico brillante.

En la figura que acompaña esta entrada, se sintetiza a modo de ejemplo la información gerencial para la actividad 1.1.1 Toma de datos. La metodología explicada se puede trasladar a cualquier escenario complejo o sencillo.

Continuamos en las siguientes entradas con alguna herramienta más que considero imprescindible para una buena planificación.

Emilio Sanz, fecit.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies