Gobierno de la continuidadDe nada vale disponer de un plan de contingencia si, de forma explícita, no se asigna la responsabilidad de su ejecución a un equipo específico y se le dota de los medios y la capacidad operativa. La situación implica una capacidad de toma de decisiones rápida y una coordinación muy eficiente. Para ello deberemos definir, al menos,  las siguientes figuras:

  • Un coordinador con acceso directo a los diversos grupos de interés implicados y con capacidad ejecutiva.
  • Un equipo de plan de contingencia y gestión de crisis con capacidad para desplegar el plan de trabajo, que implicará la priorización, el control y la gestión de recursos humanos y medios materiales específicos.
  • Un comité de análisis para evaluar la situación y acometer las mejoras que la situación haya evidenciado, con el objeto de reducir riesgos futuros.

Emilio Sanz, fecit.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies