Gestionar problemas

La propuesta de un plan genera un cierto grado de ansiedad, ya que implica un compromiso e incertidumbre sobre el éxito del mismo. Podemos conocer hasta cierto punto nuestras capacidades pero no el contexto futuro de nuestra organización. Decía Bertrand Russell que “gran parte de las dificultades que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas“. La planificación, nos va a permitir fijar objetivos y hacer un ejercicio constante de gestión del riesgo, pero nunca tendremos la certeza absoluta de poder alcanzar nuestra meta, además todo sería fácil y aburrido.

Aparecerán problemas de mayor o menor complejidad, que debemos superar. Os comento mi forma de enfrentarme a un problema. Me ha funcionado más o menos, por lo tanto lo considero útil.

Fíjate en el dibujo que encabeza está entrada, nuestro archivero está a punto de sucumbir ante su reto. Debemos parar y olvidarnos de la imagen del archivo. Claramente se enfrenta a un problema o conjunto de problemas. La RAE nos ofrece las siguientes definiciones para “Problema”:

  • Cuestión que se trata de aclarar
  • Proposición o dificultad de solución dudosa
  • Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin
  • Disgusto, preocupación
  • Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos

Me gusta especialmente la última, parece más esperanzadora. Bien, lo que está claro es que seguiremos un método para abordar el problema:

1.- Tómese un tiempo para analizar el problema, cuanto más lo conozca menos incertidumbre tendrá y antes podrá actuar sobre él.

2.- Toma datos, cuantifica y cualifica el problema, debes conocerlo antes de tomar las primeras medidas.

3.- Segmenta el problema, te permitirá verlo por partes.

4.- Una vez dividido, prioriza las actuaciones en función del contexto (criticidad, prioridad y oportunidad).

5.- Actúa

6.- Monitoriza la actuación para conocer en todo momento su situación.

7.- Documenta todo para crear una base de conocimiento.

Veamos un ejemplo en la siguiente entrada.

Emilio Sanz, fecit.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies