Util y práctico

Como se comentó en el post anterior, vemos el ejemplo en este caso en un contexto archivístico. Un buen gestor deberá tener monitorizado el servicio, para identificar el estado de las variables operativas y las variables de planificación. Se observa en el dibujo un equilibrio adecuado. Ninguna de las variables está al 100% y sólo una (instalación) avisa de su situación crítica, lo que obligará al gestor a tomar medidas. Lo más importante de esta situación es que se conoce la existencia de un factor crítico, lo que permite ejercitar las acciones correctivas necesarias.

En más de una ocasión, he tenido oportunidad de comprobar como los responsables de un archivo no conocían las variables operativas más básicas (capacidad de almacenamiento, nivel de saturación, de descripción, volumen de servicio, estado organizativo del fondo documental…) y sin embargo consideraban que estaban prestando un buen servicio.

Disponer de un sistema de archivo monitorizado como se representa en el gráfico no es algo tan sencillo, exige un  método, controles, indicadores y mucho esfuerzo constante.

Iremos viendo cómo construir ese modelo de gestión, en sucesivas fases.

Una aventura fascinante.

Emilio Sanz, fecit.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies