El gestor de información responsable

Cerramos esta serie de contenidos dedicada al gestor de información perfecto/responsable haciendo hincapié en una característica de su perfil que no se puede pasar por alto: la responsabilidad.

Esta actitud se debe entender en sentido amplio, ya sea respecto a los proyectos que dirige como a la relación con sus clientes, equipos de proyecto y otros grupos de interés. Pero se trata de una responsabilidad en dos direcciones, tanto hacia lo positivo como hacia lo negativo. Recibe estos imputs, los analiza para, finalmente, tomar una decisión oportuna con la finalidad de cumplir los objetivos marcados y, de esta forma, buscar la plena satisfacción de su cliente final.

El gestor de información responsable reducirá, de este modo, los factores de riesgo y amenazas del proyecto o servicio que está gestionando, aumentando las posibilidades de éxito.

Deseamos que esta serie de entradas, dedicadas a las competencias y habilidades de un gestor de información eficaz y eficiente, os permita identificar algunos aspectos a mejorar y que lo consigáis.

Emilio Sanz, fecit.

Tagged with →  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR