El gestor de información perfecto

Entre febrero y octubre de 2012 hemos escrito una serie de entradas enfocadas a aquellas facetas que hacen de un gestor de información, un técnico perfecto. Esa supuesta perfección, se encuentra más allá del umbral del confort.

Inteligencia, trabajo, motivación, constancia, flexibilidad, sencillez, innovación, orientación al servicio, resultados, tolerancia al riesgo y al estrés, etc., deberán ser algunos de nuestros compañeros de viaje.

Hemos hablado del técnico, pero también del administrador, del facilitador, del  comunicador, del vendedor…

Para seguir de forma cómoda estos contenidos os presento la siguiente guía:

Emilio Sanz, fecit.

Tagged with →  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR