En esto creo que coincidimos casi todos: un especialista en gestión de información, del ámbito que sea, es un técnico con muchas horas de estudio y práctica a sus espaldas.

El gestor de información perfecto domina la materia sobre la que trabaja y se forma continuamente. Quien piense que consiguiendo un título, aprobando una oposición o firmando un contrato indefinido ha conseguido su madurez técnica, está engañándose y, además, es consciente de ello.

El gestor de información perfecto es un técnico en permanente formación. Su naturaleza intelectual inquieta le lleva a conocer y a experimentar nuevos modelos organizativos y tecnológicos, que incorpora a su organización para mejorar su catálogo de servicios.

Es un reciclador nato que sabe aprovechar las innovaciones y las adapta. Para conseguirlo, necesita tener un amplio bagaje técnico, ese que le permita entender bien las necesidades de información de su organización y de sus clientes, internos y externos.

Cuando el gestor de información perfecto se ve rodeado por una organización que no fomenta ese enriquecimiento técnico continuo, se crean las condiciones de un cambio. Más pronto que tarde, el gestor se incorporará a otro proyecto, pues forma parte de su naturaleza. Por lo tanto, el proceso de formación técnica del gestor de información perfecto no tiene fin. Más bien lo incorpora a su actividad profesional y le acompaña a lo largo de su carrera profesional y, en la mayoría de los casos, de su vida. Es una actitud.

Emilio Sanz, fecit.

2 Responses to El gestor de información perfecto: El técnico

  1. Víctor Bello dice:

    Muy cierto el comentario. Me gusta sobre todo el último párrafo, un escollo que hay que superar. Los organismos no son conscientes muchas veces de nuestra necesidad de formación continua. Mi experiencia me dice que algunos de los dirigen los organismos productores de archivos piensan que los técnicos debemos saberlo todo de antemano. No ocurre lo mismo con otros técnicos de la administración como, por ejemplo, los de urbanismo. Realizar un cambio puede estar muy bien, pero creo que hay que explorar estrategias para provocar en ellos un cambio de opinión y valoración de nuestra labor.Un trabajo árduo, sin duda…

  2. Emilio Sanz dice:

    Buenos días Víctor, gracias por tu participación, aportando tu punto de vista y tu experiencia en la materia objeto de comentario. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR