Gestión de incidencias en 5 pasos

La frecuencia y tipología de incidencias es directamente proporcional a la calidad del diseño, la planificación y el modelo de operación establecido. Cuanta más ambigüedad e indefinición previa arrastremos, más frecuentes serán las incidencias.

Esta situación pone de manifiesto un análisis previo incompleto en una o varias facetas del proyecto o, sencillamente, la imposibilidad de conocerlo todo. No afecta a una tipología especial de proyectos o a determinados tipos de clientes. Siempre van a existir y, por lo tanto, un buen gestor se debe dotar de un proceso normalizado para su gestión y resolución eficaz y eficiente. Si se utiliza de forma inteligente, dispondrá además de un instrumento de enrome valor para depurar procesos operativos.

Como en otras ocasiones, huiremos de la complejidad y nos centraremos en la esencia, 5 sencillos pasos que permiten gestionar y analizar de forma ordenada las incidencias:

  • Identificación
  • Análisis
  • Intervención
  • Seguimiento
  • Propuestas de mejora

Como siempre, esperamos que estos contenidos os resulten útiles y productivos en vuestra actividad diaria.

Emilio Sanz, fecit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies